Consejos para un vida más larga

La longevidad de nuestros perros se determina por dos factores: genética y crianza.

La genética es algo que no podemos modificar, si nuestro perro viene con predisposiciones a problemas cardiacos, hepáticos, renales, posiblemente su vida será más corta que la de un perro “sano”, sin embargo un hermano de la misma camada puede vivir hasta 8 años más que su otro hermano solo por haber tenido una mejor crianza.

Crianza le llamaremos a todo lo que nosotros hacemos por nuestros perros, desde sus cuidados médicos, alimentación, hasta el estilo de vida y salud mental.

Por consiguiente, nos enfocaremos en lo que nosotros sí podemos hacer para extender tanto la expectativa de vida como la calidad de ésta en nuestros perros:

Vacunación y Controles Sanos

Cuando nuestros perros son cachorros nos preocupamos mucho del calendario de vacunación, pero luego con el pasar de los años, muchas familias se olvidan de ello e incluso no vuelven a vacunar más.

El distemper y el parvovirus pueden perfectamente contagiar a perros adultos que no tienen su calendario al día. Sobre todo el primero, es responsable de la muerte de muchos perros adultos completamente sanos.

Al igual que dejamos de vacunar, también olvidamos acudir al veterinario al menos una vez al año, y sólo los llevamos cuando están enfermos. Esto es un grave error!

Seguramente dirás: “ni si quiera yo voy al médico una vez al año”, no obstante existe una gran diferencia entre tú y tu perro: ellos NO pueden decirnos con palabras cuando sienten que algo no anda bien, y lamentablemente, sobre todo el bulldog, cuando aparecen los síntomas suele ser demasiado tarde.

Les recomendamos realizar en perros entre 1 y 6 años mínimo un control sano una vez al año; y en perros de más de 6 años dos veces al año que incluya:

  • Un examen ecográfico completo.
  • Un hemograma y perfil bioquímico completo.
  • Al menos un examen coproparasitológico (para ver si los antiparasitarios están surtiendo efecto).
  • Un ecocardiograma (solo para perros mayores de 6 años).

Con esto podrán detectar cualquier anomalía que pudiese ser indicio de que algo más grave está ocurriendo o va a ocurrir, y tomar las medidas correspondientes para evitarlo o frenar desacelerar su avance.

Recordemos que ellos solo dependen de nosotros para estar bien.

Alimentación

Pueden revisar nuestro artículo http://www.bulldogit.cl/como-elegir-el-mejor-alimento/ para aprender a elegir el mejor alimento.

Pero básicamente debemos cuidarnos de no proporcionar conservantes artificiales como BHA y BHT, y cuidar que los alimentos idealmente no contengan sal o muy poca. La mayoría de los alimentos tienen contenidos exorbitantes de sal, lo que derivará si o si en una falla renal al corto plazo, la cual no tiene cura.

Los perros requieren comer carbohidratos, pero muy poco, y la mayoría de los alimentos contienen dentro de sus primeros 3 ingredientes trigo, maíz, gluten. Debemos elegir tanto alimentos como snack libres de estos tres ingredientes. La alta ingesta de almidones está relacionada a alteraciones hormonales, diabetes (los bulldogs tienen tendencia) y al sobre peso (que disminuye no solo la extensión de la vida, sino que también su calidad, siendo uno de los principales responsables de problemas articulares en la vejez).

Salud Mental y Emocional

Tanto en humanos como en perros, la infelicidad, la depresión y el estrés están muy relacionadas a problemas de salud, los que acortan la expectativa de vida.

Un perro para ser feliz no le basta con unas caricias y premios durante el día, necesita pensar, oler, explorar, pasear, jugar, compartir, expresar y recibir afecto, entre otros.

Particularmente en el caso del bulldog, en la medida en que van creciendo, comienzan a calmarse, necesitando un menor gasto energético. Las familias creen que eso es normal y está bien, conformándose y no interactuando más que a través de caricias con nuestros perros, disfrutando que estén echados y duerman gran parte del tiempo, pero no, no bastante con eso.

Para poder tener perros longevos y felices, necesitamos mantener la actividad física, necesitamos hacerlos pensar, sacarlos a la calle aunque nuestro patio sea muy grande, interactuar con ellos a través de juegos.

A lo largo de la vida de nuestros perros, ellos van modificando sus necesidades, y que ya no quieran ir corriendo tras la pelota no quiere decir qué debamos dejar de jugar, al contrario debemos, buscar juegos que se adapten mejor a esta edad.

Para tener un perro feliz necesitas desde el día que llega a tu casa, hasta cuando fallece:

  • Juegos (éstos deberán adaptarse a las necesidades y edades de nuestro perro).
  • Tiempo de calidad (no basta con estar al lado del perro todo el día, necesito interactuar con él, sin celular, sin estar trabajando. Aunque sea poco tiempo, se lo dedico exclusivamente).
  • Paseos. No importa lo grande que sea tu casa o lo flojo que sea tu perro, tienes que sacarlo a pasear. Necesita explorar, oler, sentir los rayos del sol, interactuar con otros.
  • Ejercicio acorde a la edad y raza. En el caso de los bulldogs entre los 9 meses y los 5 o 6 años se aconseja un paseo diario de al unos 25 minutos caminando a un paso continuo (rápido), dejándolo luego descansar olfateando el entorno o jugando con otros perros.
    En bulldogs de mas de 5 o 6 años, se aconseja disminuir este paseo caminando a paso continuo a 10 a 15 minutos dependiendo de la salud ósea y articular del perro. Dejándolo que huela y explore luego del paseo.

Como último consejo, todo dueño de perro debería tomar mínimo una sesión de educación canina en la vida, orientada en el proceso que cada perro este viviendo y experimentando. La educación canina no es solo para perros que se portan mal, es para que nosotros como familia tengamos las herramientas correctas para entender a nuestros perros y entregarles lo que necesiten.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.