Modificación de Conducta

¿QUÉ ES?

La modificación de conducta está dirigido a perros desde los cuatro meses de vida y se enfoca en re educar conductas negativas aprendidas por los perros.

No existe una edad máxima, ya que ningún perro es demasiado viejo como para modificar su conducta.

Al realizar este servicio partimos de la premisa de que ningún perro es malvado o mal intencionado, el perro hace lo que cree que está correcto, y su propietario no ha podido explicarle de manera correcta lo que espera que haga, ni qué está bien o mal.

METODOLOGÍA

La metodología empleada es por medio de refuerzo positivo y castigo negativo.
El refuerzo positivo es algo agradable para el perro que se añade al ambiente y que permite que aumente la frecuencia en que ocurre una determinada conducta, como por ejemplo un cariño.

Mientras que un castigo negativo es algo que el perro quiere y que se sustrae del ambiente. Aquello que desea, desaparece cuando ocurre la conducta no deseado. Es algo que el perro quiere y se le quita, por ejemplo estoy jugando con el perro, me mordió, dejo de jugar. Economía del Aprendizaje.

LAS SESIONES

Las sesiones requeridas dependerán del problema o problemas conductuales que presente el perro, o de la situación problemática que enfrenta o enfrentará.
Toda sesión se realiza en conjunto con toda la familia, ya que ésta es actor fundamental dentro del proceso de aprendizaje del perro, se requiere de su compromiso y dedicación para modificar cualquier conducta.
Problemáticas más comunes que se abordan son:
Llegada de un bebe al hogar, llegada de un cachorro nuevo, cambio de casa, agresividad, paseos, saltar sobre las personas, etc.

PLANES Y COSTOS

El valor por sesión es de $32.000 y se realiza a domicilio. Servicio prestado sólo en la ciudad de Santiago. Comunas distantes dentro de Santiago tienen un recargo de $5.000 por sesión (15 kms o más desde las oficinas).

Modificación de conducta a perros agresivos tienen valor excepcional de $62.000 por sesión, con recargo de $5.000 si se encuentra a más de 15 kilómetros de distancia desde las oficinas.

  • Dos sesiones mínimo.
  • Educador canino especialista en bulldogs.
  • Trabajo en conjunto con toda la familia.
  • Sesiones realizadas a domicilio.

1. Cuando comenzar

Lo ideal es educar temprano a un cachorro para no modificar conductas. Se puede realizar desde los 4 meses.

2. ¿Debo tener algo para la sesión?

El educador canino lleva todo lo necesario para la sesión.

3. ¿Quiénes deben estar presentes en la sesión?

Lo ideal es que en cada sesión estén presentes todos los mayores de 14 años que vivan en la casa o interactúen con el perro (servicio doméstico incluido).

4. Métodos de pago

Se puede pagar con efectivo o transferencia. No se aceptan cheques.
Se cobra por sesión.