¿Cómo saber si mi bull está bien de peso?

A diferencia del resto de las razas de perros, los bulldogs no tienen una medida única que caracterice a todos los ejemplares. Su estándar no se refiere a medidas “a la cruz”, ni medidas específicas de ninguna parte de su cuerpo, lo que ha permitido que durante años los distintos criadores lo interpretan según como les parece mejor.

Dicho esto, resulta importante señalar que existen múltiples “tipos” o “variedades” en la estructura de los bulldogs, permitiéndonos encontrar ejemplares largos, cortos, altos, bajos, anchos, delgados, y sus múltiples combinaciones.

Cuando las personas preguntan ¿cuánto debería pesar mi bulldog a tal edad? La respuesta no es única ni sencilla de explicar.

Hay quiénes frente a esta pregunta presentan una tabla de peso según la edad del bulldog. Vaya a saber quién la habrá dibujado, y con ella dispersando información que no sólo es incorrecta, sino que además preocupa en demasía a dueños que ven a sus bulldogs completamente alejados de esa tabla (ya sea hacia arriba o hacia abajo) y que sienten la necesidad de solucionar el problema para que su perro “encaje” en esos márgenes.

Esto es terrible, ya que muchas veces los perros que no encajan en esta tabla están perfectos!

¿Cómo saber entonces si mi perro está gordo o flaco?

Esto es muy sencillo y puede aplicarse a cualquier tipo de perro a cualquier edad.

Perros con bajo peso:

Lo primero que debemos hacer es observar al perro. A simple vista no deben marcarse ni las costillas ni la columna vertebral. Si se ven a simple vista entonces nuestro perro está con bajo peso de acuerdo a su estructura corporal.

Perros con peso correcto:

Una vez realizado el primer ejercicio, si NO se ven a simple vista, entonces debemos proceder a palpar al perro. Un perro que está en su correcto peso no debe verse la columna ni costillas, pero ambas deben ser palpables sin necesidad de ejercer presión en la piel del perro. Así mismo es deseable ver una cintura, más que un cuerpo cuadrado. Si la cintura es leve, no se verán las costillas a simple vista, mientras que si es pronunciada, entonces veremos costillas y eso es sinónimo de bajo peso.

Perros con sobre peso:

Si para sentir la columna y/o costillas de tu perro debes presionar la piel, entonces tu perro podría estar con sobre peso. Esto varía de leve a obeso. Para ser más precisos sería necesario que lo viera un veterinario, pero mientras más debas presionar, más grasa tiene tu perro.

¿Entonces por qué dos perros de la misma edad pueden pesar tantos kilos de diferencia, sin que ninguno esté con sobre peso?

Les explico.  Tal como señalamos en un principio, cada bulldog es un mundo.

Muchos dueños preguntan por qué su perro es tan delgado si el padre es muy grande y ancho.

La respuesta a esta pregunta es simple: ¿acaso el hijo de 2 años de un físico culturista debiese tener músculos, ser ancho y grande? Claro que no, porque no podemos pretender que un bebe tenga el cuerpo de un perro que ya terminó su desarrollo.

Los bulldogs terminan de desarrollarse por completo recién a los tres años. A esa edad podemos ver un perro terminado en todo sentido, por lo que es absolutamente imposible comparar a padre e hijos antes de que estos últimos hayan alcanzado los tres años.

Las personas por intentar que sus perros bebes se parezcan a sus padres, los ejercitan de sobre manera y los engordan, trayendo daños irreparables a sus articulaciones y huesos, y lo peor, es que ni si quiera así lograrán su cometido. Para mayor información sobre daños producidos por exceso de ejercicio y alimentación, revisar la entrevista realizada al Dr. Felipe Reyes Viveros.

Desde su nacimiento, cada perro viene con una estructura corporal, es decir, si sacamos los músculos, la grasa y la piel, la conformación ósea de cada bulldog es distinta.

Es necesario que se entienda bien este punto, ya que la estructura, los huesos de cada perro, no pueden modificarse ni alimentando más, ni poniéndolos a dieta

Una vez entendido este punto, comenzaremos a describir las tres estructuras corporales  más frecuentes en la raza:

Tipo 1:

Existe un cuerpo que es definido por el estándar de la siguiente forma:cuerpo1

“El tórax y el cuerpo deben ser muy espaciosos, con costados llenos, costillas bien redondeadas y muy profundas desde los hombros hasta su parte más baja, donde se unen con el pecho. Debe estar bien descendido entre los hombros y patas delanteras, dándole al perro una apariencia ancha, baja y de patas cortas (…) La espalda debe ser corta y fuerte, muy ancha en los hombros y comparativame
nte estrecha en el lomo (…)Los hombros deber ser musculosos, muy pesados, extendidos e inclinados hacia fuera, dando estabilidad y gran poder.

Estándar de la Raza Bulldog. American Kennel Club.

Este tipo de cuerpo, con forma de pera, es el que la mayoría quisiera que tuviese su perro, pero la realidad es que sólo un número muy pequeño lo posee en el país. Los factores como señalamos son genéticos, pero no es tan simple como meter dos perros con hombros y costillas prominentes para que tengamos cachorros con esas características. La genética es bastante más complejo que eso. Por lo mismo puede que un hijo JAMÁS tenga el cuerpo de sus padres. Para mayor información sobre este punto, revisar la sección “Principios Básicos de Genética y Crianza”.

 

Tipo 2:

Existe un cuerpo en el que sólo poseen los hombros del estándar, pero carecen de costillas profundas y prominentes. Por lo tanto el cuerpo ya no tiene forma de pera, es mucho más estrecho en la zona del tórax.

tipo2

Tipo 3:tip3

Finalmente está el cuerpo de tubo, el cual es similar al de todos las demás razas de perro. Los hombros ya no son prominentes, ni simulan el estar pegados por fuera, sino que los brazos salen desde debajo del perro, no hay costillas prominentes, formándose una línea recta entre los hombros y la cadera del perro.

Este es el cuerpo más común en los bulldogs, al menos en las mascotas del país, y lamentablemente, sus dueños pretenden que tengan el tipo de cuerpo 1, para lo que comienzan a engordar. Lamentablemente seguirá teniendo cuerpo de tubo, pero gordo y menos sano.

A estos tres tipos de cuerpos, podemos añadirle otros factores, como un tronco más largo, patas largas o cortas, cuellos largos o cortos. Sus distintas mezclas de estructura van haciendo distintos tipos de bulldogs, los cuales no podemos modificar.

Cuando quieran saber el peso ideal de su perro, tóquenlo, no se trata de si les gusta más flaco o más gordo, acá no se trata de gustos, sino de lo que es mejor para tu perro.

 Con este artículo pretendemos que cada dueño conozca a su perro, conozca qué tipo de cuerpo tiene y que lo quiera tal como es, porque por más que lo intentemos, no podremos modificar su estructura corporal con la que vienen de nacimiento, y en nuestros esfuerzos, sólo terminaremos dañando su organismo.

 

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *