Cómo hacer que mi bulldog venga

llamar-a-tu-perroExisten algunas órdenes esenciales que tu perro debe conocer, no sólo para una correcta relación con él, sino que también son útiles para prevenir situaciones peligrosas.

Hoy hablaremos de la orden “Ven”.

Esta es quizás una de las cosas más difíciles de enseñar ya que el perro está lejos de ti, es decir, menos pendiente de ti.

Para nosotros esta es la base de nuestra relación con nuestro perro, por ello debemos reforzarla cada vez que podamos.

Podemos comenzar dentro de la casa, lo llamamos por su nombre primero para ver si mira. Si lo hace, estamos bien encaminados.

Luego podemos decirle ven, y al venir felicitarlo con un “MUY BIEN” con tono alegre y positivo.

EN EL EXTERIOR
Lo primero que debemos decir es que por ningún motivo se debe soltar al perro de la correa si aún no se lo tiene educado.

Para ello es útil emplear correas extensibles o abiertamente correas largas de entrenamiento, las que permiten libertad al perro pero siempre bajo nuestro control.

Otra forma es hacerlo en lugares cercados donde tengamos la certeza de que el perro no se perderá y no estará expuesto a peligros, como por ejemplo ser atropellado.

Dicho esto, debemos señalar en primer lugar que un error que se comete frecuentemente es la falta de paciencia al momento de enseñar este comando.

Una vez que el perro está distante de nosotros y lo llamamos, puede que venga, pero también puede que no lo haga.

Cuando éste no viene, lo que la mayoría hace es ir a buscarlo, lo que no fortalece el aprendizaje de la orden, y aún peor, propicia para que el perro se aleje más en la medida en que nos vamos acercando, pudiendo exponerlo a distintos peligros.

La forma correcta de enseñar esta orden es llamar al perro, como mencionamos, es posible que venga de inmediato, pero es muy probable que no lo haga.

Ahí el siguiente paso es mantenerse en el mismo lugar, esperar unos segundos y volver a repetir la orden.

Debes realizar este procedimiento hasta que venga, sin enojarnos o frustrarnos.

Recordemos que esta orden debe estar asociada siempre a algo positivo, ejercicio que al ser realizado siempre recibirá algo estupendo!

Una vez que venga debemos felicitarlo como si se hubiese demorado un segundo en venir! Un “MUY BIEN” con voz alegre y una caricia sería suficiente para reforzar la acción, y con ello el comando.

Repetir cada vez que se pueda, mientras más se realice, más reforzamos la acción y más rápido tendremos un perro que acuda al llamado.

Una recomendación útil es hacerlo primero en una zona sin distracciones, luego ir variando los lugares para un mejor aprendizaje.

Los trucos son entretenidos para cuando hay visitas o para lucirnos con nuestros amigos, pero hay órdenes que podrían salvarle la vida a tu perro frente a algo inesperado.

El bulldog necesita un poco más de paciencia que otro perros, pero siempre pueden aprender, y la cantidad de órdenes que logran identificar y emplear te sorprenderán.

En bulldogs también te recomendamos no reforzar (premiar) con comida.

Las órdenes “esenciales” deben ser reforzadas con cariños y frases positivas como el “‘muy bien!”

    Leave a Comment

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *